Vargas Llosa rompe su silencio sobre García Márquez – Curso de Verano UCM


García Marquez y Vargas Llosa, entre la amistad y los desencuentros

Tras los aguaceros caídos del cielo, llegó el torrente de palabras del escritor Mario Vargas Llosa. En un diálogo con el ensayista Carlos Granés, el Premio Nobel 2010, que ya se había referido en otras ediciones de los Cursos de Verano a Octavio Paz, Jorge Luis Borges o los vanguardistas peruanos, se centró en la vida y obra de Gabriel García Márquez, Premio Nobel 1982, y más concretamente en su “estrecha” amistad y también en sus desencuentros políticos y literarios. Granés, director del seminario García Márquez: más allá del realismo mágico, en el que colabora la Cátedra Vargas Llosa, definió este encuentro como un particular coloquio entre dos “titanes” de la literatura.

La primera obra de García Márquez que conoció Vargas Llosa fue El coronel no tiene quien le escriba. La leyó en francés cuando trabajabaen la radiotelevisión de Francia para un programa de libros. “Me gustó mucho por su realismo tan estricto, con esa descripción tan precisa de ese viejo coronel inasequible al desaliento, reclamando una jubilación que nunca llegará”, afirmó el escritor peruano.

A este primer encuentro literario, le siguió una intensa correspondencia, en la que incluso pergeñaron una novela a cuatro manos sobre una guerra entre Perú y Colombia en la región del Amazonas, que al final no fructificó. Cuando se vieron por primera vez en el aeropuerto de Caracas en 1967, en el momento en que Vargas Llosa recibía el Premio Rómulo Gallegos por La casa verde y Gabriel García Márquez acaba de publicar Cien años de soledad, ya sentían “una simpatía recíproca y eran íntimos amigos”.

Related post